3 eventos en vivo

Gentiloni dice que no adoptará medidas que perjudiquen crecimiento del país

2 feb 2017
21h17
  • separator
  • comentarios

El primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, afirmó hoy que el país "respeta las reglas europeas", pero no tomará decisiones que perjudiquen su crecimiento económico, en medio de las tensiones con la Unión Europea por las exigencias de Bruselas para que ajuste su déficit público.

"Italia respeta las reglas sin adoptar decisiones depresivas para nuestra economía y para nuestro crecimiento", dijo Gentiloni.

"Es el momento, creo que todos en Europa se dan cuenta, de acompañar el crecimiento y adoptar, en el respeto a las reglas europeas, medidas en los modos y en los tiempos que permitan acompañar el crecimiento", ha añadido.

Gentiloni se ha expresado en estos términos durante una comparecencia ante los medios celebrada en el Palacio Chigi, sede del Ejecutivo italiano, donde ilustró los detalles del nuevo decreto que el Gobierno ha aprobado para hacer frente a los daños derivados de los terremotos que azotaron en enero el centro del país.

El decreto, publicado posteriormente, incluye medidas para proteger la renta de las poblaciones y de las empresas afectadas por los seísmos y sus actividades productivas.

También conlleva medidas dirigidas a "simplificar los procesos administrativos para agilizar la reconstrucción", algo muy reclamado por los damnificados que ven como sus casas y sus propiedades aún permanecen en ruinas a causa, sobre todo, de la burocracia.

El decreto pretende asimismo "asegurar el regular comienzo del año escolar 2017/2018" gracias a la realización de nuevas escuelas en las zonas del terremoto y aumentar el personal que se afana en las labores de reconstrucción.

Por otro lado el decreto permite a los Gobiernos regionales de Abruzos, Lacio, Las Marcas y Umbria comprar módulos en los que los damnificados puedan vivir mientras recuperan sus casas.

Desde agosto de 2016 Italia ha sufrido una serie de seísmos que han golpeado con dureza el corazón del país y han provocado cuantiosos daños en distintos municipios de las regiones de Lacio, Umbría, las Marcas y los Abruzzos.

La rehabilitación de la zona exigirá un esfuerzo económico importante a las arcas del estado, que será de "varios cientos de millones de euros" y que deberá ser tomado en consideración por parte de las instituciones europas, remarcó Gentiloni.

"Es necesario que el país entero, desde el Gobierno, las instituciones territoriales, el Parlamento, la Unión Europea, todos seamos conscientes de la importancia y de la gravedad de la situación", apuntó.

"Hemos incluido en la ley de presupuestos una serie de recursos (para afrontar la emergencia) y estamos añadiendo más con este decreto. Ya hemos anticipado con la carta enviada ayer a Bruselas la necesidad de destinar mayores recursos, al menos 1.000 millones de euros más", subrayó.

El nuevo decreto aprobado hoy se suma a los que ya el Gobierno ha adoptado desde el pasado agosto, cuando un seísmo de magnitud 6 en la escala Richter causó la muerte a 299 personas y la devastación de municipios como el de Amatrice.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad